Nuestras elaboraciones no necesitan nevera. Lo ideal es que estén en un lugar fresco, seco y alejado de olores fuertes. Las temperaturas más apropiadas de conservación son de 15 a 20 grados con un bajo nivel de humedad. Para una buena conservación es necesario evitar sucesivas variaciones de temperatura, así como que estas sean bruscas. No deben estar expuestas directamente a los rayos del sol o a cualquier otra fuente de calor, tales como motores, radiadores. etc.

Producto añadido a la lista de deseos
Producto añadido al comparador

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo. Leer Política de Cookies.